La quebrada de Humahuaca

De entre los muchos sitios de interés turístico en el territorio argentino se destaca la quebrada de Humahuaca. Aunque no es tan visitada como otros sitios de interés natural y cultural del país, como las cataratas del Iguazú, el glaciar Perito Moreno o la ciudad de Buenos Aires, la quebrada de Humahuaca es indudablemente uno de los lugares más especiales de la geografía argentina.

La quebrada se encuentra dentro del territorio de la provincia de Jujuy, al norte de la Argentina, y consiste en un gran surco de origen fluvial que la recorre en dirección sur-norte. Su altitud es cada vez mayor a medida que se acerca hacia el norte. Debido a esto, se considera a la quebrada de Humahuaca una de las vías de acceso naturales más directas hacia la región del Altiplano, la gran meseta que comienza hacia el norte de la Argentina y se extiende por gran parte del territorio boliviano.

Patrimonio de la Humanidad

En el año 2003, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, conocida como UNESCO por sus siglas en inglés, declaró a la quebrada de Humahuaca como Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad. De este modo, esta región se transformó en uno de los once sitios declarados patrimoniales por UNESCO dentro de la Argentina.

Entre sus mayores atractivos naturales se encuentra el célebre Cerro de los Siete Colores, ubicado en las cercanías de la ciudad de Purmamarca, y famoso por sus sedimentos de diferentes tonalidades. Otros atractivos naturales incluyen a la Laguna de los Pozuelos, y su notable fauna y flora autóctonas.

Respecto del paisaje humano, la región se destaca por la presencia de culturas amerindias que aun viven allí. Uno de los puntos más importantes en ese sentido es el Pucará de Tilcara, un antiguo fuerte de piedra construido por los omaguacas hace más de mil años y reconstruido en el siglo XX.