La Manzana Jesuítica de Córdoba

Se conoce como Manzana Jesuítica a un grupo de edificios ubicados en el centro histórico de la ciudad de Córdoba, capital de la provincia del mismo nombre y una de las primeras ciudades fundadas por los colonizadores españoles en la Argentina. Estos edificios están agrupados en una manzana que tiene hoy en día las mismas dimensiones que al momento de su construcción a comienzos del siglo XVIII.

Los edificios más importantes incluidos en la manzana son la Iglesia de la Compañía de Jesús, el Colegio Nacional de Monserrat, la Capilla Doméstica, y la sede original de la Universidad de Córdoba. La Manzana Jesuítica se ubica en el actual microcentro de la ciudad, a escasos trescientos metros de la plaza principal, donde se alza la Catedral y el Cabildo, entre otras edificaciones de importancia histórica.

La Manzana Jesuítica fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000. Todos sus edificios siguen en pleno funcionamiento y dedicados casi todos a las mismas funciones que tenían en el momento de su creación.

Cronología de la Manzana Jesuítica

La orden de los Jesuitas llegó al actual territorio de Córdoba a finales del siglo XVI, poco tiempo después de la fundación de la ciudad en 1573. A través de la mediación del obispo de Tucumán, Hernando Trejo y Sanabria, los jesuitas construyeron la sede del Colegio Máximo, la Universidad y la iglesia entre las primeras y las últimas décadas del siglo XVII. La iglesia se consagró en 1671 y el Colegio de Monserrat se fundó en 1687.

Al igual que en el resto del continente americano, las actividades de los Jesuitas cesaron abruptamente en 1767 por orden del rey Carlos III. De este modo la Manzana Jesuítica pasó a manos de los Franciscanos hasta la nacionalización de la universidad y el Colegio Monserrat en el siglo XIX.